La Orden No. 7 del Viceministro Primero del Interior,dictada el 1ro de diciembre de 2016, puso en vigor el Reglamento del Sistemadel Penitenciario, que no tiene una prohibición expresa de la tortura.  La nueva ordenanza impone obligaciones yprohibiciones a los reclusos son propias del fuero militar e imponen un régimenrepresivo, mediante el uso excesivo de la fuerza y la violencia física yverbal, y por consecuencia, los expone reclusos a torturas, malos tratos,tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Vea también condiciones de vida en las cárceles cubanas