¿Cómo murió el joven que tuvo un altercado con la policía en Pinar del Río?

0
758
Luis Alberto Sánchez

Cubalex denunció el 2 de enero de 2021 en sus redes sociales el fallecimiento de Luis Alberto Sánchez Valdés (alias Lilipi), después de un “intercambio” con un policía[1]. Sobre la causa de la muerte circularon varias versiones, dos apuntan a que fue un lamentable accidente y la otra a que fue causa del uso de la fuerza y violencia por parte de los agentes del Estado:

  1. La oficial: cayó al piso por sus pies y se golpeó la cabeza.
  2. Usuarios de redes pro-gobierno: apuntan como detonante de la caída la epilepsia que sufría la víctima.
  3. Personas allegadas a la víctima y sus familiares: ubicas a los agentes de la policía como los responsables de los golpes en la cabeza.

Está última ha sido confirmada por Cubalex a través de las declaraciones de amigos y personas cercanas a la víctima.

La identificación

El 5 de enero de 2021 el semanario el Guerrillero de Pinar del Río publicó en su sitio web una nota oficial del Ministerio del Interior sobre los hechos que llevaron a Luis Alberto a ser hospitalizado.

Según la nota oficial el 8 de diciembre de 2020 entre las 10:30 y 11:00 de la mañana, Luis Alberto estaba en una fila para comprar neumáticos de bicicletas en la tienda “La India”, ubicada en la calle Martí en la ciudad cabecera provincial.  

Efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria solicitaron la identificación a Sánchez Valdés y otras dos personas más sin explicar los motivos por los cuales los Agentes del Estado realizaron tal solicitud.  

Según nos confirmaron personas allegadas a la víctima, Lilipi estaba fumando sin la mascarilla cuando los policías le solicitaron la identificación. Relatan que no la tenía consigo y entregó una credencial del INDER de cuando era jugador de la liga nacional de baloncesto y entrenador.

La Nota oficial agrega que la identificación de Luis Alberto no era original y que este alegó que estaba en trámites de un carné nuevo y que el viejo lo tenía en su domicilio.

¿Violencia policial o caída por sus propios pies?

Según nos confirmaron personas allegadas a la víctima, uno de los agentes le dijo que el documento era falso. Quien lo acompañaba se ofreció a buscar el carné en su vivienda, cuando Luis Alberto increpó al oficial por haberle faltado el respeto. La reacción del agente no se hizo esperar. Lo golpeó dos veces con el bastón y antes de irse le dijo a quién lo acompañaba que lo recogiera del suelo

En la nota oficial relatan que el joven se cayó repentinamente por sus pies y se golpeó la cabeza con el pavimento. Supuestamente el impacto le provocó un edema cerebral severo, fractura de bóveda y base del cráneo, hemorragia subracnoidea derecha, trauma cráneo encefálico severo y caída hacia el plano de sustentación.

Luis Alberto estuvo 20 días en cuidados intensivos. Según la nota su cuadro se agravó por sus antecedentes médicos como diabetes mellitus tipo II y asma bronquial intermitente controlada. Murió a las 20:45 horas del 2 de enero de 2021.

Los testigos del hecho

La nota tampoco explica las razones por las que las autoridades abrieron un proceso investigativo y tuvieron que identificar 4 testigos que se encontraban en el lugar del hecho, si todo fue resultado de un accidente. Coincidentemente un usuario publicó la declaración de tres de ellos: Damiledsy Hernández Álvarez, Yordan Robaina González y Jaliesky Pérez Venero

“La verdad es una sola y hay que decirla”, se escucha la voz en off de Jaliesky con una foto de Luis Alberto, sobre quien en un texto se afirma “fallece tras lesionarse accidentalmente después de un ataque de epilepsia”. Con esa misma frase finaliza el video.

Damiledsy Hernández Álvarez inicia su testimonio. Se concentró en la versión sobre la violencia policial en las redes sociales. Su declaración toma más de la mitad de video. Relata de forma entusiasta como Luis Alberto cayó al suelo sin conocimiento y convulsionando. Describió la herida en la cabeza, como un hueco. Alegó que uno de los dos agentes de la brigada especial detuvo un auto para trasladar a la víctima al hospital.  

Yordan Robaina González continuó con su declaración. Afirmó que Luis Alberto estaba hablando con tres policías y que estos le habían pedido la identificación. Hernández Álvarez declaró que fueron solo dos agentes.

Robaina González, está rígido, solo pestañea y mueve los labios. Confirma la versión del primer testigo cuando afirmó que un oficial detiene un carro para socorrer a Lipili.

“Convulsiona en ese momento”, le sigue Jalisky. Parece estar dolido y de los tres es el más afectado. Según nos confirmaron, dio sus declaraciones a las autoridades bajo amenaza.

Su versión contradice la de Robaina González, cuando afirma que Luis Alberto “en vez de desplomarse para abajo … se cae, pero de lado”. El testigo Yordan dijo “él se cae para atrás y se da en la cabeza”.

Ninguno menciona lo que hicieron los “dos o tres” policías para socorrer una persona que se desplomó frente a ellos en el momento en que le solicitaban la identificación.

La nota del semanario tampoco explica las razones por las que fue auxiliado por quienes lo acompañaban y no por los oficiales que se limitaron a detener el auto, donde fue trasladado al policlínico Pedro Borrás y luego al hospital clínico docente Abel Santamaría Cuadrado.

Según personas cercanas a la víctima y su familia, los oficiales que golpearon a Luis Alberto lo dejaron ahí, no lo auxiliaron ni colaboraron hasta que comprobaron que la situación se volvió crítica. “Nadie sabía la gravedad del golpe” afirmó Damiledsy Hernández Álvarez, uno de los testigos refiriéndose al momento en el que detectaron la herida en la cabeza. 

¿Qué dicen los médicos?

Cubalex consultó a especialistas en medicina sobre las lesiones que sufrió Luis Alberto y coinciden en afirmar que una caída por sus propios pies no es suficiente para provocar las lesiones que se describen en la nota oficial.
Por su edad y porque no tiene antecedentes de enfermedad degenerativa que afectara la calidad de los huesos del cráneo
la altura desde donde se desmayó y su peso corporal no adquieren la velocidad ni la fuerza necesaria para romper los huesos del cráneo. Descartan las convulsiones por epilepsia por ausencia de antecedente neurológicos o desmayo por hipoglucemia por la falta de sintomatología previas a este tipo de crisis

Los perfiles raciales

Cubalex pudo conocer que el exprisionero político José Rolando Cáceres conoció a Sánchez Valdés en la prisión provincial de máxima seguridad de Pinar del Río conocida como “Kilo 5”. Tenemos muchas dudas sobre los motivos de las agentes policiales para requerirle su identificación.

¿Su ascendencia africana y antecedentes penales llamaron la atención de los agentes de policía que lo golpearon?  Para nadie es un secreto que las autoridades policiales suele parar desproporcionadamente a los Afrodescendientes en controles de identidad por la calle.

Queremos aprovechar el caso Luis Alberto Sánchez Valdés para llamar la atención de personas perteneciente a grupos sociales que sufren formas agravada de discriminación, entre ellos las personas de ascendencia africana.

Advertimos sobre el incremento de la vigilancia y violencia policial en el contexto de la pandemia, momento que el Estado ha aprovechado para perfeccionar su sistema de control social, en medio de la crítica situación económica.

En agosto de 2020 medios independientes denunciaros la utilización de un software de reconocimiento facial para controlar la propagación de la epidemia. Recientemente lanzaron una base de datos que entró en funcionamiento el 10 de diciembre, denominada La Ficha Única del Ciudadano, que gestiona la Empresa de Tecnologías de la Información para la Defensa (Xetid), en coordinación con el Ministerio de Interior (MININT) y el Ministerio de Justicia (MINJUS).

Esta herramienta tecnológica permitiría a las autoridades y funcionarios públicos verificar a la identidad de las personas[2] y controlarlas socialmente, hecho en le en los que se vería expuestos las personas de ascendencia africana con antecedentes penales.


[1] (1) Cubalex – Publicaciones | Facebook

[2] Inciso a) del Artículo 2 del Reglamento sobre la organización y el funcionamiento de la Ficha Única del Ciudadano, en vigor por medio de la Resolución No. 484 dictada por el Ministerio de Justicia el 23 de noviembre de 2020 y publicada el 30 de noviembre en el número 67 y edición extraordinaria de la Gaceta Oficial

[3] Informe del Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, Mutuma Ruteere