Michael Carey: condenado del 11J por prueba de olor a una piedra

Una prueba de olor no es suficiente para condenar a alguien.

0
343
Michael Carey y su madre.
Michael Carey y su madre.

Michael Carey fue detenido en julio de 2021, con apenas 19 años, mientras estaba sentado en su cuadra con un amigo. Lo acusaron de haber lanzado una piedra contra una patrulla que estaba en esa cuadra horas antes de su detención. Él siempre negó haber sido el autor del hecho y la única evidencia en su contra fue una prueba de olor a la piedra. Lo condenaron a dos años de cárcel.

¿Es esto prueba suficiente para condenarlo?

Una prueba de olor no es suficiente para condenar a alguien por dos motivos principales:

  • Lo falible que es la prueba de olor.
  • La misma Ley del Proceso Penal establece que una prueba por sí misma no tiene ningún valor. Ni siquiera la confesión de la persona acusada tiene valor por sí sola. Por ejemplo, esta puede ser obtenida mediante amenaza, coacción, violencia.

La decisión debe ser tomada por el Tribunal con la valoración de varias pruebas que conduzcan a la misma línea, es decir, que indiquen si la persona es culpable o no.

La culpa se debe construir jurídicamente con elementos probatorios fehacientes, porque si existe la más mínima duda, la sentencia debería ser absolutoria, en virtud del principio de presunción de inocencia. Así lo establece el apartado 2 del artículo 181.1 de la Ley del Proceso Penal, que dice “los elementos de prueba acumulados deben ser verificados en forma multilateral y objetiva”.

Si tienes alguna pregunta déjala en los comentarios para que nuestros abogados la respondan.