fbpx
sábado, octubre 16, 2021

¿Qué ocurrió durante y después del allanamiento a San Isidro?

0
Category: MSI

El 26 de noviembre de 2020 aproximadamente a las 8:30 pm, fuerzas represivas del Estado cubano ingresaron por la fuerza en la sede del MSI, rompiendo la puerta y violando la integridad del lugar. Se llevaron detenidas con violencia a todas las personas que se encontraban dentro, un grupo conformado por más de una decena de activistas plantados desde hacía más de una semana, cinco de ellos en huelga de hambre.

Según los testimonios de los activistas en transmisiones en vivo momentos antes del allanamiento, entre las 6:30 y 7:00 pm se había presentado en la sede una ambulancia con tres presuntos médicos con la intención de que el periodista y director de la revista independiente El Estornudo, Carlos Manuel Álvarez, los acompañara, con el argumento de que la prueba PCR para Covid-19 que le realizaron al arribar a La Habana había dado ´alterada´. Cuando los activistas acuartelados les pidieron mostrar su identificación, estos no lo hicieron. Se negaron a realizar las pruebas médicas en el lugar, lo que indica que el propósito inicial era sacarlos a todos de la sede. Además, denunciaron que en los alrededores de la vivienda las autoridades tenían un operativo en el que estaban participando más de 60 efectivos. 

Aproximadamente una hora más tarde, entre las 8:00 y 8:30 pm, llegaron supuestos funcionarios sanitarios, y ante la negativa del grupo de dejarlos entrar, rompieron la puerta y los sacaron a todos por la fuerza como se encontraban, algunos descalzos. Denunciaron que fueron golpeados al momento de la detención. El grupo estuvo en paradero desconocido aproximadamente durante 3 horas. A partir de las 11:00 pm fueron trasladados a la estación policial de Cuba y Chacón del municipio Habana Vieja y aproximadamente tres horas más tarde comenzaron gradualmente a montarlos en autos policiales y trasladarlos a sus casas donde permanecieron vigilados por las autoridades policiales, con prohibición de salir de sus domicilios. Es importante señalar que los detenidos posteriormente liberados denunciaron haber sido víctimas de agresiones físicas por parte de las autoridades. 

Maykel Castillo Pérez, Ileana Hernández Cardosa, Katherine Bisquet Rodríguez, Omara Isabel Ruiz Urquiola, Anyell Valdés Cruz, Carlos Manuel Álvarez, Adrián Rubio Santos, especialmente golpeado por los agentes, Miguel Yasser Castellanos Guerrero y Esteban Rodríguez. Entre la 1:00 y 2:00 de la madrugada fueron liberados Niovel Alexander Tamayo Formen, Osmani Pardo y Jorge Luis Capote Arias.

Según los testimonios de los detenidos, los agentes de la Seguridad del Estado se disfrazaron de médicos para irrumpir en la sede y alegan que después de introducirlos en vehículos policiales, se quitaron el vestuario sanitario. Fueron introducidos en carros jaula en el caso de los hombres, dentro de los cuales fueron maltratados físicamente y en patrullas policiales separadas las mujeres. 

Medios oficiales mostraron un video sobre el allanamiento en el que se muestra también cómo los sometieron a un mitin de repudio. El medio oficial Cubadebate aproximadamente a medianoche publicó una nota es su página web y redes sociales.

Human Rights Watch, Amnistía Internacional y otras organizaciones condenaron los sucesos del 26 de noviembre y pidieron al Gobierno respetar a los activistas. Diferentes medios de prensa internacionales se hicieron eco de lo sucedido. La Relatoría Especial para la Libertad Expresión del CIDH pidió al Gobierno cubano “informar sobre la condición actual y el estado de salud de las personas detenidas teniendo en cuenta que era de conocimiento público, y en especial de las autoridades, que estaban en huelga de hambre”. El organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA) manifestó su preocupación.

La organización británica Artículo 19 solicitó “respetar la integridad física y psicológica y la seguridad jurídica de todas las personas detenidas y dejarlas en libertad”.

La dirección de comunicación de la Universidad Iberoamericana, de México, también solicitó el respeto a su alumna Anamely Ramos y todos los activistas. 

Sentada de artistas frente al Ministerio de Cultura

El 27 de noviembre, más de 100 personas se congregaron frente al Ministerio de Cultura de Cuba, para exigir el cese de la represión y manifestarse en solidaridad y apoyo con el Movimiento San Isidro. A la noche llegaron a ser 300 las personas allí reunidas. 

En la mañana de ese mismo día se presentó un Hábeas Corpus en favor de Otero Alcantara y Anamely Ramos. 

Repercusión de las protestas

Desde que la policía política desalojara la sede del Movimiento San Isidro (MSI) y se produjera una concentración de cientos de personas ante el Ministerio de Cultura para exigir el respeto a las libertades en Cuba, el nerviosismo del régimen no ha parado de crecer.

El domingo 30 de noviembre, universitarios cubanos organizaron una concentración en apoyo al gobierno a la que asistió Miguel Díaz-Canel. Otras convocatorias a manifestarse han circulado vía redes de mensajería de escuelas e instituciones oficiales.

La nueva maniobra del régimen es convocar en las universidades este 1 de diciembre por la mañana para que los jóvenes se manifiesten en contra de los miembros y las peticiones del MSI y demás grupos de la comunidad artística y la sociedad civil al MINCULT y las máximas entidades del país. Esas convocatorias ocurren en momentos en que nuevos casos de Covid-19 se producen en toda la Isla, incluyendo la capital, y mientras las autoridades sanitarias desaconsejan las aglomeraciones de personas.

Es una respuesta desesperada a las convocatorias a las manifestaciones pacíficas de la oposición y sectores independientes de la sociedad civil en diferentes parques de capitales de provincias solidaridad con el MSI y con los reunidos ante el MINCULT. 

Las tropas especiales han sido vistas transitando en jeeps militares por áreas de la Avenida 26 de Nuevo Vedado y la Calle 23 del Vedado, ambas en la capital, según testigos, custodiando algunas de las tiendas en dólares de los militares, después que la vidriera de una de ellas fuera apedreada el domingo.