fbpx
viernes, julio 23, 2021

¿Quiénes son los huelguistas de San Isidro?

0
Category: MSI

Los acuartelados en la sede de Damas y San Isidro, fueron 14 personas, de las cuales 9 resultaron detenidas arbitrariamente en operativos organizados por la Seguridad del Estado (DSE) con el auxilio de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) entre el 12 y 15 de noviembre, para impedirles reunirse y protestar pacíficamente por su compañero injustamente condenado. Cinco personas del grupo fueron previamente arrestadas entre tres y cuatro veces, casi de forma diaria, privadas de libertad por más de 117 horas y trasladadas en la mayoría de los casos a estaciones policiales en municipios periféricos lejos del centro de la ciudad y distantes de sus domicilios.  

A continuación, compartimos un breve perfil biográfico de los huelguistas que desde el pasado 18 de noviembre se declararon en huelga de hambre y algunos también de sed, en Damas 955, La Habana Vieja, en reclamo por la liberación del rapero Denis Solís, injustamente encarcelado.

Luis Manuel Otero Alcántara tiene 32 años. Es un artista autodidacta. Ha llegado a exponer en un centro de arte tan mainstream como el Pompidou. Su poética, atravesada por el estrato social (pobre y racializado) del que forma parte, tiene la potencia de poner en crisis muchas de las nociones con las que se juzga por tradición el arte en Cuba desde las instituciones más visibles, las galerías, los críticos, los curadores y los mismos artistas con formación académica. Luis Manuel Otero cuenta con una trayectoria artística avalada internacionalmente.

Sin embargo, en Cuba, es perseguido por sus ideas políticas, que también son sus ideas artísticas. Pueden contarse más de 20 detenciones arbitrarias en lo que va de año, pero lleva años siendo hostigado. Funcionarios del Estado han intentado abrirle causas judiciales arbitrarias, que van en contra de las normas del derecho internacional. En marzo de 2020 estuvo encarcelado y en espera de juicio. La causa de su liberación movilizó a artistas, activistas, periodistas y medios independientes de la isla. Esa vez, quisieron juzgarlo por “ultraje a los símbolos patrios” y otros “delitos”, tras la realización de un performance que hacía uso de la bandera cubana. Luis Manuel Otero se declaró en huelga de hambre y sed el pasado 18 de noviembre a las 14:50 hora de Cuba, en protesta por la encarcelación de un rapero y amigo juzgado a ocho meses de prisión, y luego de una serie de protestas pacíficas, reprimidas por el aparato estatal, que buscaban exigir justicia para el detenido.

El pasado 25, debido a un deterioro físico avanzado, depuso la huelga de sed, pero se mantuvo en huelga de hambre. Después del allanamiento del 26 de noviembre, las autoridades permanecieron en la sede del MSI, domicilio de Otero Alcántara y realizaron un registro ilegal, sin orden ninguna o la presencia de Luis Manuel en calidad de propietario.

Otero Alcántara, permaneció bajo custodia policial y fue conducido a la casa de la poeta Katherine Bisquet pese a que el activista se negó a irse a otro lugar que no fuera su propia vivienda. Katherine Bisquet confirmó en un audio que estuvo en los bajos de su casa con Otero Alcántara. Lo mantuvieron retenido y vagando por la ciudad durante un tiempo dentro de una patrulla policial, hasta ser ingresado, en contra de su voluntad, el 27 de noviembre, en el Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Manuel Fajardo, de La Habana, permaneciendo en huelga de hambre hasta el 29 de noviembre.

Se supo a través de la familia que fue internado bajo estricta vigilancia y permanece aislado. Enix Berrio, tío del artista, declaró a medios de prensa que sólo dejan visitarlo a su mamá y a su hermana, su familia más cercana. A él se le permitió la visita y lo encontró aislado en una pequeña sala, acompañado por dos agentes de la Seguridad del Estado, que le permitieron conversar con su sobrino durante sólo diez minutos, “sin comentar temas contrarrevolucionarios”, como les ordenaron.

Los oficiales estuvieron presentes durante toda la conversación. Según declaró se le realizaron varios exámenes médicos, debido al delicado estado de salud con el que fue recibido en el centro hospitalario e informó que depuso la huelga y comenzó a ingerir alimentos líquidos. También hace mención de que se le administra un medicamento de manera gradual, pero no sabemos cuál. La voluntad de Luis Manuel es de salir del hospital lo antes posible y regresar a su domicilio y sede del Movimiento San Isidro, que ha sido violentada por la Seguridad del Estado. Luis Manuel cumple años el 2 de diciembre. La sede del MSI permanece clausurada.

Maykel Castillo

Maykel Castillo Pérez (Maykel Osorbo) es rapero y activista político. A partir del año 2000 comenzó su carrera como vocalista y escritor de canciones de rap. En 2013, el festival Puños Arriba nominó su tema “Vamos echando” de su disco Sin pelos en la lengua en la categoría Tema Social. Al año siguiente grabó su segundo disco, Los más duros. En 2018 se pronunció abiertamente durante un concierto suyo en La Madriguera –un espacio institucional del Gobierno– contra el decreto 349, que busca criminalizar el arte independiente en la isla. Días después fue encarcelado y condenado a más de un año de prisión por el presunto cargo de “desacato”. Desde entonces, su activismo en reclamo de los derechos civiles no ha cesado, y ha sido víctima de agresiones, acoso, detenciones arbitrarias y sanciones cívicas y penales sin basamento legal. A finales de 2019 lanzó su más reciente producción discográfica, Enemy System, con más de una decena de temas con claros mensajes de denuncia. Junto a algunos de los principales exponentes del hip hop en Cuba, ha colaborado en sencillos como “Manifiesto” y “Estamos conectados”, uno de los lemas del Movimiento San Isidro del que forma parte. Sus acciones para concientizar a la ciudadanía de la falta de libertades y derechos civiles incluyen además la práctica del performance, algunos de los cuales han causado gran impacto como el de vestir el uniforme de los condenados a prisión del sistema penitenciario cubano o el coserse los labios con un hilo en protesta contra la libertad de expresión. Se declaró en huelga de hambre y sed el pasado 18 de noviembre a las 14:50 hora de Cuba, en reclamo por la libertad de su amigo y activista Denis Solís. El pasado 24, depuso la huelga de sed; se mantuvo sin ingerir alimento alguno hasta el 30 de noviembre, cuando hizo un comunicado público donde daba a conocer su decisión de deponer la huelga. Permanece sitiado en su domicilio, bajo cerco policial, sin posibilidad de salir ni comunicarse con sus amigos, en calidad de prisión domiciliaria. Seis miembros del MSI: Iris Ruiz, Katherine Bisquet, Claudia Genlui, Michel Matos, Yasser Castellanos y Amaury Pacheco lo pudieron visitar finalmente el 28 de noviembre en la noche cuando aún permanecía en huelga de hambre y estaba en condiciones muy delicadas. Al abandonar su vivienda alrededor de las 11:20 pm, el grupo fue abordado por efectivos de la Seguridad del Estado y policías, quienes pretendían detenerlos por posible contagio de Covid-19. Los dejaron ir con la advertencia de que debían permanecer en sus viviendas aislados por 3 días, esperando al personal correspondiente que nos haría pruebas de PCR. Según declararon las otras personas detenidas el 26 de noviembre tras el allanamiento en la sede del MSI, a excepción del periodista Carlos Manuel Alvarez, a ninguno le realizaron los correspondientes exámenes médicos para descartar el contagio del COVID-19. Maykel reside en La Habana Vieja, está casado y es padre de una niña.

La guantanamera Iliana Hernández nació el 9 de julio de 1973. Actualmente trabaja como reportera para el sitio de noticias CiberCuba. Su directas sobre la realidad diaria cubana gozan de gran popularidad. La vida de Iliana está llena de peripecias y oficios diversos. De pequeña practicó varios deportes y en su juventud comenzó una carrera profesional de ciclismo que se vio frustrada por un accidente. También trabajó como modelo, bailarina o vendedora de cocos en las playas del este habanero. Gracias a la ayuda de unos amigos, y luego de dos intentos fallidos por escapar de Cuba, logró emigrar legalmente a España en 1996. Residió por unos años en Valladolid donde estudió protésica dental, Community Manager e hizo de doble de primeras actrices en series y películas. En 2015, participó en el Marathon de Sables, un exigente evento deportivo de resistencia que consiste en atravesar más de 240 kilómetros a través del Desierto del Sahara a lo largo de siete jornadas. En el blog Guantanamera en des Sables, Iliana documentó esta experiencia. Un año después, y luego de más de dos décadas fuera de la Isla, la por entonces activista del grupo opositor Somos+, decidió repatriarse. A su regreso, fundó Lente Cubano, un programa audiovisual difundido a través del Paquete Semanal, y daba cuenta de la realidad de la isla a través de la cultura, la denuncia ciudadana, la promoción de negocios privados y la difusión de artistas. En los últimos años, la vida de Iliana ha estado atravesada por el acoso constante de la Seguridad del Estado: detenciones, amenazas anónimas de muerte, confiscaciones de sus bienes personales, intentos de construcción de causas judiciales. Aun así, Iliana continúa desde La Habana con su trabajo de reportera. En la sede del Movimiento San Isidro, Iliana Hernández se declaró en huelga de hambre el 18 de noviembre. Iliana abandonó la huelga el 26 de noviembre, tras el allanamiento y detención, cuando fue llevada a su casa. 

Katherine Bisquet es una joven poeta y narradora. Nació en la provincia de Cienfuegos, el 10 de diciembre, día de los derechos humanos, en 1992. Desde el centro del país, donde vivía cercana a los aires y el mar del sur, en la Ciudad Nuclear, Cienfuegos, se mudó a La Habana, donde se graduó de Letras. Publicó en 2014 Algo aquí se descompone, un volumen de poemas, y ha escrito artículos de temas diversos para medios independientes como Diario de Cuba, El Estornudo y Rialta.

Es una de las fundadoras de Cine Cubano en Cuarentena, un proyecto de rescate, promoción e investigación sobre el cine de la isla. Ha tenido un papel activo en la promoción de iniciativas que buscan desarticular los cánones fijados por la estrecha política cultural del país. En 2018, fue una de las organizadoras de la #00 Bienal de La Habana, una alternativa a la Bienal oficial organizada por las instituciones culturales cubanas.

Katherine Bisquet es también activista. Desde inicios de 2019 ha conocido la vigilancia policial, ha vivido desalojos y ha sufrido detenciones por ejercer su derecho a la libertad de expresión en un país que criminaliza este derecho. Ha formado parte de la campaña, dentro de la comunidad artística independiente, contra el decreto 349 que busca regular a los artistas que no están asociados al Ministerio de Cultura. El pasado 21 de noviembre Katherine, acuartelada en San Isidro, se sumó a la huelga de hambre en solidaridad con sus amigos. La depuso el 26 de noviembre, tras ser detenida en el allanamiento y trasladada a su casa.

El 27 de noviembre participó en las manifestaciones en las afueras del Ministerio de Cultura, donde leyó una serie de demandas que exigía la comunidad artística independiente y se reunió con el viceministro, en representación del MSI, como parte de un grupo de 30 artistas, seleccionados democráticamente para representar a las más de 300 personas allí reunidas.

Anamely Ramos González es curadora de arte, crítica, investigadora y profesora. Nació en Camagüey, centro de Cuba, en 1985. Se mudó a la capital de la isla y se graduó de Historia del Arte en la Universidad de La Habana. También cursó un Máster en Procesos Culturales Cubanos en la Universidad de las Artes (ISA), institución donde ejerció la docencia por más de doce años. Recientemente ingresó al primer semestre del Doctorado en Antropología de la Universidad Iberoamericana de México. Además, coordina el proyecto Fórum Loyola, enfocado en impulsar debates sociales en torno a temas cubanos de actualidad.

Desde que en 2018 surgió el Movimiento San Isidro (MSI) en respuesta al decreto 349, que criminaliza el arte realizado en el país sin asociación con el Ministerio de Cultura, Anamely Ramos comenzó a vincularse profesionalmente con los integrantes de este grupo, sobre todo a partir de la crítica especializada en torno a los performances ideados por Luis Manuel Otero Alcántara, fundador del MSI. Desde entonces, la vigilancia sobre ella, por parte de la policía política de la isla, ha ido en aumento. También ha escrito sobre el rapero y artivista Maykel Castillo, otro de los integrantes con mayor visibilidad del grupo. Anamely tiene un hijo que vive en Buenos Aires.

Su hijo emigró a Argentina con su padre, ´para tener una vida en la que pueda ejercer su derecho a expresarse y pensar libremente. Ella ha decidido quedarse en Cuba y defender el espacio de soberanía que le corresponde como individuo y ciudadana cubana. Ha decidido ejercer su voluntad política, pese a haber sido golpeada, interrogada y retenida por la policía cubana en varias ocasiones, en casi todos los casos por llegar a las estaciones policiales a reclamar información sobre amigos encarcelados o secuestrados por las autoridades. Se sumó a la huelga de hambre con sus amigos el pasado 25 de noviembre en Damas 955, sede del Movimiento San Isidro en la Habana Vieja, en solidaridad con las voces que el gobierno cubano intenta silenciar.

Ramos González fue detenida nuevamente la aproximadamente a las 11:30 de la noche del 27 de noviembre, cuando narró en sus redes sociales los hechos ocurridos y dijo su intención de salir de su casa a recoger sus pertenencias dejadas en la sede, tomada por las fuerzas de la Seguridad. Su paso fue interceptado por un agente y a continuación dos mujeres militares la condujeron a una patrulla. Abandonó su huelga esa misma noche, cuando logró que la Seguridad del Estado la trasladara a casa de Omara después de más de 12 horas de detención arbitraria.

Como a Luis Manuel Alcántara, también detenido esa misma noche por negarse a ir a otro lugar que no fuera su casa, la sede del MSI, la tuvieron dentro de una patrulla deambulando por la ciudad hasta que se detuvieron en un parque cerca del túnel de la 5ta Avenida y la mantuvieron encerrada dentro de la patrulla durante varias horas. Solo tomó agua en ese tiempo. Al abandonar la huelga tenía aproximadamente 55 horas de huelga de hambre. Se rehúsa a ir para su casa y se mantiene en casa de Omara Ruiz Urquiola, donde también tiene cerco policial día y noche y no les permiten salir de la casa. El 28 de noviembre, Ana pudo ir a ver a Maykel Castillo con la ayuda de un diplomático de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, y denunció que el muchacho estaba en una situación de salud muy delicada y que no lo dejaban recibir asistencia médica pues tenía vigilancia policial. 

Esteban L. Rodríguez López es reportero del medio digital independiente ADN Cuba y activista político. Sus demandas por la libertad de los presos políticos y las acciones de ayuda en las comunidades y familias más pobres de la isla, le han procurado detenciones arbitrarias, sanciones económicas, hostigamiento, y acoso a él y su familia, por parte de la Seguridad del Estado. Recientemente fue injustamente multado, bajo el amparo del decreto ley 370, por exigir en redes sociales a artistas populares cubanos que se pronunciaran sobre los precios de la Internet en la isla y por postear una foto suya llevando una mascarilla que pedía gráficamente la libertad para los presos políticos. Es padre de dos niñas y esposo de Zuleidis Gómez Cepero. Reside en La Habana Vieja. Se declaró en huelga de hambre el 18 de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro, del que forma parte. Mantuvo también huelga de sed por más de 72 horas. Por su estado de salud, abandonó la huelga el 26 de noviembre.

Oscar Antonio Casanella es bioquímico, investigador sobre el cáncer. Nació el 22 de febrero de 1979 en La Habana, ha sido profesor de Inmunología en las carreras de Biología y Bioquímica de la Universidad de La Habana donde ha impartido seminarios, laboratorios, clases prácticas, conferencias, etc. Entre sus estudios de superación profesional destacan los de bioinformática en Swiss Institute of Bioinformatics (University of Lausanne). En 2015 publicó en la Revista Cubana de Educación Superior el artículo “La introducción de la bioinformática en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología”.

Durante el impacto de la pandemia en Cuba, ha informado, comunicado y actualizado los datos y las noticias, más allá de las fuentes oficialistas, a través de sus redes. Por sus ideas y activismo opositor, fue expulsado tanto del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) como de la Universidad de La Habana. En la información de su perfil de Facebook, en el que sobresalen diversas fotografías con su hijo Pablo, expresa: “Doy la vida por mi familia y mis amigos. Soy adicto a la ciencia, a la música y a la política. Nunca me rindo y creo que hay muy pocas cosas imposibles en el mundo”. Víctima de múltiples detenciones arbitrarias y de deliberados actos de violencia, Casanella se declaró en huelga de hambre el 18 de noviembre junto a otros integrantes del Movimiento San Isidro. El 24, pasados seis días, depuso su huelga por “presiones familiares” y abandonó la sede de la organización.

Activista de derechos humanos, Osmani Pardo Guerra ha declarado no pertenecer directamente al Movimiento San Isidro, pero que se unió a la huelga de hambre el 18 de noviembre porque “el lado correcto de la historia no puede estar junto a quienes oprimen y engañan al pueblo cubano”. Es cuentapropista y, aunque no tiene hijos, se considera padre de su hermano menor. En más de una ocasión ha expresado su incondicional amor a su madre. En una nota publicada por Diario de Cuba, declaró: “Estoy aquí porque no aguantaba más tanta injusticia, tantas cosas que están sucediendo. Mi fe es cristiana y se están cometiendo muchas injusticias, están tumbando templos, hay persecución con los cristianos. En sentido general al pueblo lo están machucando mucho”. El 23 de noviembre, depuso la huelga por problemas de salud tras cinco días sin probar alimento.

Osmel Adrián Rubio Santos es un joven habanero de 18 años. En su perfil de Facebook se describe como “gay, anticomunista y activista de derechos humanos”. En septiembre de este año, entregó una carta al comité militar del barrio habanero del Cotorro en la que se declaraba objetor de conciencia y se negaba a participar en el servicio militar obligatorio. Luego, en octubre, fue arrestado en dos ocasiones por las autoridades cubanas. En una de ellas, lo retuvieron en una celda por más de seis horas. Agentes de la Seguridad del Estado han amenazado a su madre, una vez que Esteban se declaró en huelga de hambre en la sede del Movimiento de San Isidro el 18 de noviembre. Rubio abandonó su huelga de hambre el pasado 21 de noviembre, pues padece de asma e hipertensión arterial, y sintió fuertes dolores en el hígado, además de un cuadro de hipertensión emotiva. Pese a ello se mantuvo plantado en la sede del MSI apoyando a sus compañeros, mientras agentes de la Seguridad del Estado presionaban a su madre para que lo hiciera desistir de la protesta. Los agentes le dijeron a su madre que lo sancionarían con la Ley de “peligrosidad predelictiva” o lo llevarían a Pinar del Río a hacer el Servicio Militar. También le dijeron que él estaba junto a un grupo de asesinos. Desde su salida por la fuerza de la sede del MSI, Rubio tiene vigilancia permanente en su casa, por lo que le impidieron en la mañana del lunes 30 de noviembre salir a buscar el gas que necesita para cocinar. Finalmente le permitieron ir, pero acompañado de un agente de la Seguridad del Estado y un militar armado. La noche del 30 de noviembre las autoridades dispusieron un acto de repudio con apoyo del CDR frente a su casa. La organización defensora de los derechos humanos Cuban Prisoners Defenders denunció el acoso contra Rubio mediante un comunicado.

También estuvieron en huelga de hambre, desde el día 18 hasta el 19, el activista Humberto Mena (Joker) y el artista Yasser Castellanos. En el caso de Mena, se abstuvo también de tomar agua por 24 horas; dejó la sede del Movimiento San Isidro el mismo día 19, por razones personales. Por su parte, Castellanos abandonó la huelga por motivos de salud tras 24 horas; fue arrestado durante el allanamiento y llevado a su casa.